Ver logs de: en:
Autor
Angel 's Avatar

Angel
6 Comentarios
Registrado en: 2010-11-15
Soy de Totonicapan

Pequeños sicarios en Guatemala

Esta nueva y trágica picaresca de legiones de menores armados surge en familias desintegradas, aunque a veces haya simulacro de hogar (no el dulce); la miseria y la violencia de las zonas marginales, su paisaje humano y urbano; el acceso a la educación casi nulo y sin salidas efectivas hacia el futuro. El consumismo unido a un dudoso gusto por la ostentación: la utopía inmediata, alcanzable mediante el dinero fácil del crimen. Aunque el precio de unos zapatos o jeans de firma, o la refrigeradora último modelo para la madre siempre venerada —el padre casi nunca estuvo presente—, sea el precio por dar o recibir la muerte.

Muchos de estos niños al entrar en la pubertad y luego en la adolescencia saben que no llegarán ni siquiera a los 25 años; de los 30 en adelante ya sería suerte o privilegio De allí que vivan intensamente y salten etapas, creando sus propios mitos y cultura. La ira y dolor acumulados se convierten en fuerza temeraria para encargarse de ajustes de cuentas de todo tipo, con el valor añadido para el crimen organizado de que los menores de edad no son condenables por Ley de la misma forma que un adulto.

El sicariato se presenta casi como único y oportuno camino para colmar carencias humanas acumuladas, que no siempre son solo económicas. La búsqueda de modelo paternal, ahora materializado en la figura del capo protector que enseña un oficio criminal; el típico deseo juvenil de pertenencia a un grupo de coetáneos; la necesidad de encontrar un sentido trascendente a su vida, encomendándola a curiosos cultos sincréticos de religiosidad y fetichismo populares; el ansia de prestigio y reconocimiento que afiancen su virilidad —o machismo— frente a las muchachas, a veces también sicarias.

El camino de estos menores va inexorablemente cuesta abajo, ya que carecen de asideros, llámense valores, futuro, educación, afectos estables. El medio y la experiencia conspiran constantemente para convencerlos de que el trabajo honesto ni es glamoroso ni rentable y, probablemente, ni posible. El proceso de deshumanización es inevitable, pues basta perder una vez los escrúpulos para convertirse en pequeños asesinos insensibles. Ya en el brevísimo y extraordinario cuento La primera vez, el guatemalteco Carlos Paniagua diseñó el siniestro rito de iniciación de un joven que mata a un mendigo sin más razón que aprender a afinar la puntería y a endurecer el corazón, para que la próxima vez le sea más fácil, y cada vez más y más. Perder miedo y escrúpulos simultáneamente.

Nadie preguntó a estos niños si querían ser delincuentes, si preferían las armas a los juguetes. No les ha sido dada la capacidad de elegir. Aparte del horror, tendríamos que sentir vergüenza. Pero rasgarse las vestiduras melodramáticamente no resuelve el problema. Algo se podría hacer mediante esfuerzos de redes interinstitucionales. El Estado, por supuesto, tendría que estar en primera fila. Hay que revalorizar la vida y hacer surgir el deseo por el futuro; pero para que esto se concretice hay que ser tan soñadores como realistas. Lo fundamental es que los menores no deben ser sus propios sicarios.


Informacion extra:

Votos: 0
Enviar a Amigos
1,590
Visitas
Comentarios:
Para comentar es necesario Ser usuario Registrado
GuateLog's relacionados:
Historia Sacatepéquez
División Administrativa El departamento de Sacatepéquez comprende 16 mun...
(5,178 visitas)
El campo magnético de la Tierra influye en los sueños
Según publica la revista la revista New Scientist, una reciente investigaci...
(1,370 visitas)
Monjas, Jalapa
[color=blue][center][i][b]Monjas[/b][/i][/center][/color] [img]http://www....
(2,999 visitas)
Proyecto de reciclaje en San Juan Comalapa obtiene segundo lugar
El proyecto guatemalteco de reciclaje denominado “Una clase aparte” desar...
(1,955 visitas)
Logran comprobar que las células cardíacas se regeneran
Investigadores suecos han comprobado una propiedad controvertida del corazón...
(1,097 visitas)
Copyright © 2010 GuateLog. GuateLog.com