Ver logs de: en:
Autor
Eduardo's Avatar

Eduardo
2 Comentarios
Registrado en: 2010-04-26
Soy de toto

Las Maravillas de Guatemala, Chimaltenango

Iximché




En esta ciudad y centro ceremonial kaqchikel se fundó en 1524 la primera capital del reino de Guatemala, luego de que Pedro de Alvarado derrotó a los k´iche´s. De esta fundación habla el mismo Alvarado en una carta dirigida a Hernán Cortés, su superior jerárquico. Dice el conquistador de Guatemala en esta misiva datada el 27 de julio de 1524:

“Hice y edifique en nombre de su Magestad una ciudad de españoles que se dice la ciudad de señor Santiago porque desde aqui esta en el riñon de toda la tierra y ay mas y mejor aparejo para la dicha conquista y pacificacion y para poblarlo de adelante.”

La ciudad hispana se localizó escaso tiempo en Iximché, y pronto se desplazó al Valle de Almolonga, en donde fue destruida por un gigantesco aluvión proveniente del Volcán de Agua, lo cual causó que en 1543 la capital se asentara en el Valle de Panchoy. Desde aquí fue trasladada luego de la ruina causada por los terremotos de Santa Marta, sucedidos en julio de 1773, y poco después la capital se asentó en el Valle de la Ermita o de Las Vacas, donde permanece hasta hoy. Iximché se localiza en el municipio de Tecpán, departamento de Chimaltenango, en una zona por demás hermosa, enriquecida por variedad de árboles propios del altiplano guatemalteco. Aún cuando se ignora la fecha exacta en que fue fundada Iximché, ese hecho ocurrió en 1463, sin saber sus fundadores que sería la primera ciudad establecida por los conquistadores. Al producirse la conquista española, Iximché era la capital del señorío de los Kaqchikel, rival de K´umarkaj, la más importante ciudad k´iche´, y de Chutnamit, principal ciudad Tz´utujil.

La fundación de la capital de Guatemala en este sitio se explica sobradamente, en virtud de que los kaqchikeles colaboraron con Alvarado en la lucha contra los k´iche´es, y juzgaba como aliados suyos a los reyes kaqchikeles de aquella época: Cahi Imox y Beleheb Qat.

Iximché, en sus mejores tiempos, contó con millares de habitantes. John Pohl, al referirse a los restos de la ciudad, afirma que:

“Las ruinas de Iximché están compuestas de cuatro grandes plazas que definen rituales distintos y compuestos residenciales atados en cada extremo a lo largo de la meseta. Cada plaza tiene de uno a tres templos, un número de palacios alrededor, y numerosas plataformas pequeñas para varios usos ceremoniales.

Por razones estratégicas, fue ubicada en un lugar bordeado por barrancos, y había un foso que aislaba a nobles y plebeyos y resguardaba la entrada al centro de la ciudad, que cuenta con cuatro grupos de edificaciones, en donde había murales policromos conforme al estilo mixteca-puebla.

Como los kaqchikeles se dividían en cuatro grupos, eran dos de ellos quienes habitaban en Iximché: los zotzies y el grupo propiamente kaqchikel. La ubicación estratégica de Iximché permitía controlar la zona norte y este del lago de Atitlán y dominar sobresalientes rutas comerciales.”

En la actualidad, Iximché es un sitio arqueológico y un centro de ceremonias mayas. Al visitarlo se advierte el complejo urbanístico, en el cual sobresalen las plazas ceremoniales, que alcanzan 15 metros de altura, y cuyo estilo responde a las tendencias del período postclásico maya, identificado como etapa final de la cultura de aquel pueblo. Destacan los vestigios de un foso de 8 metros de profundidad que servía como medio de defensa y aislamiento. La ciudad de Iximché está reconstruida solo en parte, y las zonas aún inexploradas pueden revelar importantes informaciones acerca de esta urbe.

En el ingreso a Iximché funciona un museo en donde aparece una maqueta que se debe al trabajo de Alfredo Mackenney, en donde se puede apreciar cómo era Iximché antes de ser incendiada por los conquistadores. Asimismo, el museo contiene objetos procedentes de los trabajos arqueológicos realizados en el sitio, así como una escultura que pudo haber servido como marcador en el juego de pelota, un yugo que servía para este juego, diversas vasijas y un surtido de fotografías ilustrativas de las investigaciones efectuadas en Iximché. Estas comenzaron –hasta donde se sabe– en 1959, y estuvieron a cargo de Janos de Szecsy, ilustre arqueólogo europeo a quien Guatemala debe importantes aportaciones en los campos de la investigación relativa a la cultura indígena y a las primeras etapas de la vida bajo el dominio hispano. Luego de fallecido este arqueólogo, la tarea fue proseguida por George Guillemin, en la década de 1960. Con base en los descubrimientos de ambos investigadores y recurriendo también a otras fuentes documentales, se efectuaron trabajos de restauración por parte del gobierno de Guatemala, con respaldo del Estado suizo.

La ciudad de Iximché fue objeto de trabajos de remodelación y edificación pocos años antes de la llegada de los españoles, y para entonces abarcaba 3,000 metros cuadrados de construcción. Bernal Díaz del Castillo da fe de la riqueza y solidez de las edificaciones, sobre todo templos y palacios. También se sabe que en 1521 se produjo una epidemia que afectó seriamente a la población. El gobierno de Guatemala declaró a Iximché Monumento Nacional Precolombino en 1931.

El estudioso Sebastién Perrot-Minnot apunta que la historia de Iximché fue “breve y tormentosa”. El mismo estudioso informa que Alvarado ingresó en Iximché en abril de 1524 y fue recibido positivamente, como da fe el Memorial de Sololá: “El corazón de Tonatiuh estaba bien dispuesto para con los reyes cuando llegó a la ciudad. No había lucha y Tonatiuh estaba contento cuando llegó a Iximché.”

Conviene precisar que cuando se habla de que Alvarado fundó la capital de Guatemala en Iximché, debe tomarse en cuenta que no se trató de un proceso de edificaciones y consolidación sociopolítica. Lo que Alvarado llamaba “ciudad” fue abandonada el 5 de septiembre de 1524. Al respecto, el historiador Francis Gall, en su Diccionario Geográfico de Guatemala, comenta que Alvarado “exageró un poco, ya que no hizo ni edificó el poblado”.

En todo caso: Iximché está a la espera de investigaciones que identifiquen, en la mayor medida posible, la índole de la urbe y su funcionamiento como epicentro kaqchikel. De cualquier manera, las ruinas de que se dispone y los datos con que se cuenta permiten catalogar a este sitio como un emblema más de la grandeza maya, y como un sobresaliente monumento hispanoamericano, enmarcado entre la belleza natural de los bosques, los valles, las montañas y los volcanes de la Guatemala eterna.
Informacion extra:

Votos: 0
Enviar a Amigos
2,759
Visitas
Comentarios:
Para comentar es necesario Ser usuario Registrado
GuateLog's relacionados:
Historia de Quetzaltenango
Quetzaltenango [ketsalteˈnaŋgo] conocida también como Xelajú [ʃelaˈxu] ...
(7,441 visitas)
HISTORIA DE NAHUALA
HISTORIA DE NAHUALA [img]http://www.mekong.net/random/guatemala/highres/g...
(9,894 visitas)
Cuyotenango, Suchitepequez
[color=red][center][b]Cuyotenango[/b][/center][/color] [img]http://ic2.pba...
(15,348 visitas)
Los Mayas
[center][b][i][color=red][/color][/i][/b][/center]Los mayas. Conociendo nu...
(4,511 visitas)
Estanzuela, Zacapa
[color=red][center][i][b]Estanzuela[/b][/i][/center][/color] [img]http://w...
(3,008 visitas)
Copyright © 2010 GuateLog. GuateLog.com