Ver logs de: en:
Autor
Eduardo's Avatar

Eduardo
2 Comentarios
Registrado en: 2010-04-26
Soy de toto

Las maravillas de Guatemala, Suchitepequez

Fachada de la Iglesia de San Pablo Jocopilas




El departamento entero de Suchitepéquez muestra una predominante vocación agrícola, en desmedro de la industria y del turismo. Sus feraces tierras se han dedicado a productos agrícolas de exportación que cuentan con mercados favorables en el contexto internacional. De ellos, el café ha sido y sigue siendo una de las fuentes primordiales de la producción agrícola, como sucede con muchos otros territorios de Guatemala. El algodón fue también un cultivo de gran predominio en las décadas de 1950 y 1960, cuando gozaba de gran aceptación en el mercado internacional. Aparte de las posibilidades de crecimiento industrial, el sector turismo es, sin duda, uno que podría explotarse favorablemente; por ejemplo, las costas sobre el Pacífico ofrecen perspectivas favorables a causa de su belleza y accesibilidad. Pero también hay otros sitios de gran belleza natural, como la caída de agua Río Chita, la Gruta de Agua Caliente o el Lago Mocá. Asimismo, hay sitios arqueológicos que merecen ser potenciados, como la fachada de la iglesia de San Pablo Jocopilas.

La fachada de la iglesia colonial de San Pablo Jocopilas está considerada como una de las joyas de la arquitectura colonial, que enriquece el propio centro de la cabecera municipal, al lado del templo parroquial. Es solamente una fachada pero, a partir de ella, los arqueólogos pueden emprender tareas de estudio, por ejemplo por medio de excavaciones, que seguramente pondrían de relieve el valor y la funcionalidad del templo y del convento en mención. No se trata de un caso aislado. Realmente, a lo largo y ancho de Guatemala aparecen no solamente los vestigios de las culturas precolombinas, sino numerosos restos -con frecuencia olvidados- de edificaciones coloniales y decimonónicas que hablan muy alto del talento de nuestros antepasados y que son fuentes abiertas para la investigación y la revaloración, tareas de las cuales han de emerger informaciones de suma utilidad para comprender el pasado y el presente de Guatemala.

Ha sido objeto de algunos trabajos de restauración y conservación, pero en una medida limitada, que no va de acuerdo con la importancia del templo. Es una lástima que éste no se conserve en forma más completa, lo cual era de esperar porque fue edificado entre 1772 y 1773, sin que haya resistido los terremotos de Santa Marta (29 de julio de 1773).

Hasta 1760, hubo en San Pablo Jocopilas un templo que fue sede de una parroquia encomendada a los frailes franciscanos menores; en ese año, el arzobispado de Guatemala encomendó la parroquia a un sacerdote secular. O sea que la iglesia cuya fachada subsiste ya no era parroquia cuando fue edificada, sino que -aparte del servicio propiamente pastoral- estaba acompañada por un convento franciscano, que fue centro de educación de frailes y monjas para Centroamérica y México, lo cual habla de la importancia que revestía. En este sentido, para la espiritualidad franciscana fue favorable la secularización de la parroquia, pues la misión fundamental de los seguidores de San Francisco de Asís no consiste en el trabajo parroquial, sino en el servicio a los pobres y la evangelización itinerante.

De todas formas, en la práctica aquella medida no dejó de ser dolorosa para los franciscanos, pues una parroquia implica poder e ingresos económicos, y debe tomarse en cuenta que, en el proceso de la colonización, aquellos hubieron de asumir numerosas parroquias, lo cual afectó el cumplimiento de su auténtica misión. Pero el arzobispo tenía que ir encargando las parroquias a clérigos seculares conforme el número de éstos crecía, y sólo en cuatro años (1756-1760), en el territorio de lo que hoy es Guatemala, fueron catorce las parroquias franciscanas secularizadas, entre ellas la de Samayac, también en Suchitepéquez. En el mismo lapso, veinte parroquias encomendadas a los dominicos pasaron a manos del clero secular.

Como se sabe, los frailes franciscanos, juntamente con los dominicos, formaron parte sustancial en el proceso de catequización a que fueron sometidos los indígenas. En verdad, se trata de las dos órdenes religiosas de mayor peso en esa etapa histórica, y ambas se repartieron buena parte del territorio conquistado; así se explica, por ejemplo, la huella dominica predominante en las Verapaces, y la franciscana predominante en el Suroccidente de Guatemala.

El municipio de San Pablo Jocopilas pertenece al departamento de Suchitepéquez, y en su territorio predomina el bosque muy húmedo subtropical; lo atraviesan 11 ríos, y las tierras se emplean predominantemente para sembrar jengibre y café. El área del municipio abarca 68 kilómetros cuadrados y se encuentra a 625 metros sobre el nivel del mar. Su población es de 16,141 personas, entre quienes hay hablantes del español y del k´iche´. El nombre de Suchitepéquez proviene de la voz náhuatl “X?chitep?ke”, que se traduce como “En el Cerro Florido o En el Cerro de las Flores”. Se le conoce popularmente como “la tierra del venado”, y fue creado como departamento en 1877.

En época precolombina, el territorio de este departamento formaba parte del reino k´iche´ y, durante algún tiempo, del reino tz´utujil; en realidad, se trata de un territorio que fue peleado por ambas etnias, a causa de las riquezas de su tierra, sobre todo porque en ellas se produce con gran abundancia y calidad el cacao, que era un producto fundamental en la economía y la gastronomía prehispánicas. En 1524, al arribar Pedro de Alvarado y su ejército, fue en territorio de ese departamento donde tuvieron lugar los primeros combates entre invasores y nativos. Desde el actual Suchitepéquez partieron expediciones hispanas destinadas a conquistar los territorios situados en el Altiplano Occidental de Guatemala.

Al final de la Colonia, Suchitepéquez y Retalhuleu integraron el Corregimiento de Suchitepéquez. Más tarde, en 1839, Suchitepéquez formó parte de los territorios que decidieron formar el Estado de Los Altos, que surgió como un estado independiente de Guatemala, en un intento fugaz, pero que quedó latente en muchos habitantes de esta región, lo que ha dado lugar a que, más de una vez, se discuta con seriedad la opción separatista.
Informacion extra:

Votos: 0
Enviar a Amigos
8,100
Visitas
Comentarios:
Para comentar es necesario Ser usuario Registrado
GuateLog's relacionados:
Simbolos Patrios: Tecun Uman
[color=green][center][i][b]TECUN UMAN[/b][/i][/center][/color] [img]http:/...
(5,107 visitas)
Un bicho raro!
Por lo regular en el mundo de los insectos podemos encontrar nuevas especies,...
(1,207 visitas)
San Antonio Palopó, Sololá
[color=teal][center][i][b]SAN ANTONIO PALOPÓ[/b][/i][/center][/color] [im...
(3,217 visitas)
San Francisco Zapotitlán, Suchitepequez
[color=red][center][i][b]San Francisco Zapotitlán[/b][/i][/center][/color] ...
(13,177 visitas)
Municipio de Sololá
[color=brown][center][i][b]Sololá[/b][/i][/center][/color] [img]http://ww...
(3,597 visitas)
Copyright © 2010 GuateLog. GuateLog.com