Ver logs de: en:
Autor
Eduardo's Avatar

Eduardo
2 Comentarios
Registrado en: 2010-04-26
Soy de toto

Las maravillas de Guatemala, Quetzaltenango

Ermita de la Concepción o la Conquistadora




Se llama ermita a una capilla, generalmente pequeña, ubicada por lo común en despoblado y carente de culto sistemático. En el caso de la Ermita de la Concepción, situada en la cabecera municipal de Salcajá, departamento de Quetzaltenango, estamos ante el primer templo católico con que contó Centroamérica. Se fundó el 7 de mayo de 1524, apenas 32 años después del descubrimiento de América, y se localiza en el barrio de San Jacinto.

Salcajá se ubica en los Llanos de Urbina, uno de los más bellos parajes de la zona occidental guatemalteca. El municipio abarca doce kilómetros cuadrados, y de ellos pertenecen seis kilómetros cuadrados a la cabecera municipal, justo al lado de la Carretera Interamericana. La palabra Salcajá se puede traducir como “Casa Blanca”, y este poblado existía desde antes de la llegada de los españoles. Dista 192 km. de la ciudad de Guatemala, y 9 de la cabecera de Quetzaltenango. La cabecera ostenta la categoría de Villa, y la economía municipal se basa en la agricultura.

En Salcajá nació doña Leonor de Alvarado Xicotencatl, hija del conquistador Pedro de Alvarado y de la princesa indígena Luisa Xicotencatl. Este hecho constituye para muchos la primera muestra de mestizaje, que ha marcado la historia entera de Guatemala. Alvarado buscaba en verdad la capital del reino quiché, por lo que no se detuvo mucho tiempo en Salcajá, en donde destacó a un conjunto de soldados hispanos a las órdenes de don Juan de León y Cardona.

Al llegar a Salcajá, los españoles traían consigo un estandarte que representa a la Virgen de Concepción, y en honor de esta edificaron la mencionada Ermita. Debe apuntarse que la construcción del templo ocurrió poco después de que los españoles vencieran al ejército quiché en los Llanos del Pinal.

Hay que precisar que los misioneros y los conquistadores portaban consigo a la mencionada imagen de la Virgen, a quien presentaban como “La Conquistadora”, con lo cual María se reviste de una nueva configuración cargada con los componentes teológicos de la Contrareforma. De consiguiente, para los conquistados, la Virgen adquiría un contenido simbólico de dominación y de opresión. En efecto –al igual que sucedió con todos los símbolos católicos– la imagen de María se asoció con la espada y la cruz, símbolos de aquellas expediciones militares que se justificaban religiosamente como una cruzada en pro de la cristianización de los indígenas, a quienes se consideraba “paganos”. No resulta extraña, entonces, la fundación del mencionado templo, el cual se constituyó en un emblema más del proceso conquistador.

La existencia de este lienzo de la Inmaculada Concepción con el nombre de “La Conquistadora” está respaldada, por ejemplo, por fray Francisco Vásquez, autor de la Crónica de la Provincia del Santísimo Nombre de Jesús de Guatemala. Dicho autor, al referirse al lienzo, afirma lo siguiente:

“Parece tejido a modo de manta, en fondo oscuro, tiene pintada en el medio a nuestra señora, en el misterio de su purísima concepción, que tendrá de alto vara y tres cuartas con todos sus atributos, con sus motes y letreros como se le suele adaptar. Al lado diestro está pintado el divino precursor San Juan Bautista, y al siniestro una Santa que parece su dichosa madre, Santa Isabel. Volví a preguntar a todo aquel concurso de gente, lo que sabían acerca del origen de aquel lienzo, y todos unánimes dijeron que no sabían más que ser del tiempo de la conquista o llamarse aquella imagen “La Conquistadora”. Entre la multitud estaban los hermanos Antonio y Martín de León, el uno de más de cien años y el otro de poco menos, nietos de Juan de León y Cardona, que dicen haberse criado y nacido allí y que a sus padres oyeron lo mismo, que el Adelantado y los padres franciscanos, que con él vinieron, la trajeron y que siempre la han venerado, por ser imagen de nuestra señora, por lo que sus mayores le decían que la tuviesen como vínculo suyo por ser aquella señora La Conquistadora.”

La Ermita de la Concepción está catalogada como un tesoro colonial, y en ella se celebró la primera misa en territorio centroamericano. Se trata de una iglesia de reducidas dimensiones, con ingredientes artísticos aztecas, arábigos y medievales. Actualmente permanece cerrada, con excepción de los sábados, cuando se celebra en ella la eucaristía. El mencionado Vásquez apunta que el templo se haya dedicado a María, lo cual no debe extrañarnos, porque los conquistadores eran acompañados, en aquella primera etapa, por frailes franciscanos, que siempre han sido grandes devotos de la Virgen y ardientes defensores de su inmaculada concepción. El cronista añade que en ese lugar fue oficiada la primera misa del territorio guatemalteco, en el día de Pascua de Pentecostés de 1524.

En la mencionada Ermita se alojó el aludido lienzo de “La Conquistadora”, la cual aparece -según el cronista Vásquez-, en un tríptico medieval de 2 ½ varas de alto por 2 de ancho, con la Virgen de 1 ¾ varas de alto. El historiador Domingo Juarros anota que en los inicios del siglo XIX el tríptico ya no existía.

Con el paso de los años, se reforzaron las paredes del templo y se construyó una cúpula con un lucernario y cuatro ventanas. Se sumó una nave cubierta con artesón y teja, con una fachada cuya cumbrera consta de dos campanarios y una portada. Los campanarios se sustentan en robustos contrafuertes que enmarcan la portada. Sobre la cornisa se halla variedad de elementos, como las volutas, realizadas según las normas del siglo XVIII.

En la actualidad, aquel histórico templo es orgullo de los quetzaltecos -y debe serlo de todos los chapines- pues constituye una señal de la identidad guatemalteca, en la cual -queramos o no- lo mestizo es ingrediente primordial. Por otra parte, la Ermita se nos aparece como un monumento histórico digno de ser estudiado, valorado y exaltado. Quetzaltenango reúne, como se sabe, sobresalientes edificaciones que responden a los diversos estilos que se han suscitado a lo largo de los siglos; desde las edificaciones indígenas, hasta los más recientes edificios del siglo XXI. Todas esas obras confieren sobresaliente valor al país entero. En el caso concreto de la Ermita de Salcajá, ella se yergue -espléndida en su sencillez- como un monumento enmarcado por la belleza del paisaje, pero también como un recuerdo del proceso conquistador que cambió el rumbo.
Informacion extra:

Votos: 0
Enviar a Amigos
3,809
Visitas
Comentarios:
Para comentar es necesario Ser usuario Registrado
GuateLog's relacionados:
Dionisio Gutiérrez se va del país¡
[img]http://estrategiaynegocios.net/imgnotas/dionisio.jpg[/img] Según pub...
(0 visitas)
Ex presidente Portillo evade por tercera vez a la justicia
Cerca de 72 horas de preparativos, cuatro allanamientos —en la capital y e...
(2,529 visitas)
Otro incremento en la energia electrica
Alzas de 25 a 30 por ciento sufrirá en las tarifas eléctricas una buena par...
(4,784 visitas)
Guatemala vive con un estado desfinanciado
[img]http://www.deguate.com/artman/uploads/13/a1_27.jpg[/img] El informe G...
(2,195 visitas)
Guatemala gana oro en relevos de pentatlón moderno
Los guatemaltecos obtuvieron 5840 puntos, luego de competir en las cinco prue...
(1,698 visitas)
Copyright © 2010 GuateLog. GuateLog.com